¿Niños SÍ o niños NO? Una decisión de los novios

Cada vez es más habitual recibir una invitación de boda donde se pide la NO asistencia de niños. Es una decisión que toman los novios y por eso hay que respetarla, aunque no todo el mundo está de acuerdo. Es un tema nada fácil de tratar, ya que hay opiniones para todos los gustos.
Para algunos novios, el hecho de que asistan niños a su boda supone el tener a los padres pendientes de ellos, de que coman, que no corran, que no griten o que no lloren. Los novios lo ven como situaciones en las que no van a disfrutar al cien por cien ni ellos, ni los padres o los propios niños. En muchas bodas se han visto a los pequeños intentando dormir en los brazos de sus padres o incluso en un rincón y acaban pidiendo volver a casa. Hay que entender que para ellos puede resultar pesado estar tantas horas sin descansar. Primero la ceremonia, luego las fotos, la espera de los novios, el convite y hasta la barra libre, y todo esto vestidos no tan cómodos como de costumbre.
También hay padres que por decisión propia dejan a sus hijos en casa y aprovechan para tener una velada en pareja sin niños.
Hay muchos invitados que se sienten molestos al recibir una invitación de boda y ver que sus hijos no pueden asistir con ellos. La forma de comunicar esta decisión expresa de los novios también puede influir en la reacción de estos padres. Se suele poner en una frase al final del texto en las invitaciones, como por ejemplo, “se ruega la no asistencia de niños”, “sólo para adultos” o simplemente “asistir sin niños”. Lo que nunca se debe hacer es decirlo por correo electrónico o mensaje de móvil, ya que se puede malinterpretar. Para que sea menos violento y comprensible, lo mejor es hablarlo personalmente con los invitados en cuestión y así tratarlo como una conversación en la que se puede llegar al entendimiento.
Por otro lado, hay novios que incluyen a los peques entre sus invitados porque consideran que son parte de su día y prefieren invitar a las familias completas. Los niños suelen ser revoltosos, algunos más que otros, pero también son tiernos, lindos, graciosos y dan alegría allí donde están. Su comportamiento forma parte de la infancia y es inevitable, también hay que entenderlo. Todos hemos sido niños y hemos jugado entre los adultos en las reuniones familiares. Ellos son parte de nuestras vidas y sería muy aburrido hacer que nuestro mundo sea sólo para adultos.
En las bodas con peques hay muchas opciones para que se entretengan y se diviertan, desde animación infantil hasta detalles o regalitos con los que pueden jugar y aprender.
MOCHILAS PARA COLOREAR NIÑOS
BOLÍGRAFO PARA NIÑOS
ANILLOS DE FIMO
DETALLES ORIGINALES NIÑAS
REGALOS PARA INVITADOS DE BODAS NIÑOS

 

REGALOS DE NIÑOS
POMPEROS BODA BARATOS

 

Sea como sea, con niños o sin ellos, la elección es de los contrayentes y sus razones tendrán. Lo importante es respetar su decisión y hacer que su gran día sea perfecto para ellos sin trabas ni reproches. Con el respeto podemos hacer a los demás un poco más felices 😊

Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *